Alvar Nuñez Cabeza de Vaca

En 21 de Mayo de 1534 Pedro de Mendoza, fue designado a Gobernador y Capitán General del Río de la Plata y de las doscientas leguas de costa del mar del Sur para conquistar y hacer población. La expedición partió el 24 de Agosto de 1535. En Febrero de 1536 las embarcaciones menores entraron en el “Riachuelo de los Navíos”, en cuya margen fundó el adelantado la ciudad de Puerto de Santa María del Buen Aire. En el punto indicado se construyó una iglesia, una casa para el adelantado y numerosas chozas. Desembarcaron setenta y dos caballos y yeguas.

Al principio los indígenas proveyeron a los españoles de pescado y carne, pero pronto dejaron de darles alimentos, y habiéndose enviado una expedición contra ellos, se trabó la batalla en que murieron Diego Mendoza y treinta españoles más. Entonces, la ciudad fue fortificada.

Antes Juan de Ayolas había remontado el Paraná y fundado "Corpus Christi", cerca de Coronda. Ante el éxito, Pedro de Mendoza marchó con setecientos hombres, y pocas leguas más abajo de la desembocadura del Carcarañá fundó el “Puerto de Nuestra Señora de la Buena Esperanza”, desde el cual salió Ayolas en busca de las tierras del oro. Mendoza regresó a Buenos Aires, y en Abril de 1537 emprendió el regreso a España, dejando como sucesor a Ayolas; pero falleció en el viaje el 23 de Junio.

Ayolas había remontado el Paraná hasta el puerto que llamó de la Candelaria, donde dejó a Domingo Martínez de lrala, y emprendió viaje al Perú; consiguió llegar y regresó cargado de oro y plata, pero no encontró a Irala, y después de un penoso viaje de 400 leguas, queriendo hallar descanso entre los indios payaguaes, fue muerto por éstos. Mientras, Juan de Salazar y Gonzalo de Mendoza, que iban en busca de Ayolas, fundaron en Agosto de 1537 el fuerte de la Asunción, donde después Irala fundó la ciudad del mismo nombre.

Como mermara de día en día la población de la Asunción, Irala resolvió despoblar la ciudad de Buenos Aires. Así lo realizó en Junio de 1541, dando a las llamas, antes de partir, la iglesia del Espíritu Santo, la nao Trinidad, que estaba encallada y cuanto no pudo trasladarse a los bergantines donde embarcaban los pobladores.



Años Relacionados

Biografias Relacionadas

Imágenes Relacionadas