LA EXPOSICION INDUSTRIAL

Durante el gobierno de Avellaneda la incipiente industria nacional logró dar un importante paso adelante, especialmente en las ramas vinculadas con la actividad agropecuaria.

El Presidente, que afrontó la crisis financiera de 1874-1876, concilió en su política económica las dos tendencias existentes en los hombres de pensamiento de la época: la liberal y la proteccionista. Apoyó la industria mediante un incremento en los gravámenes a la importación de productos que podían fabricarse en el país.

Durante el gobierno de su sucesor, Roca, el Club Industrial gestionó la organización de una exposición continental de la industria y logró el apoyo del Presidente. Con fondos concedidos por el Congreso se levantaron en lo que es hoy la plaza Once los locales para la muestra de la producción industrial nacional: vino, cerveza, jabón, cigarrillos, calzado, vestido y artes gráficas; ésta se exhibió junto a productos provenientes de otros países de América y de Europa.

La exposición fue inaugurada el 15 de Marzo de 1882, en un acto presidido por Roca. Habló en esa ocasión el Presidente honorario. de la comisión organizadora, doctor Nicolás Avellaneda, quien señaló que la muestra representaba nuestro impulso más poderoso en las vías del progreso industrial.

Fue clausurada a fines de julio del mencionado año, después de haberla visitado unas 500.000 personas.

No obstante el apoyo prestado a la muestra, en la década del 80 predominó en la conducción económica una filosofía que lo confiaba todo a las fuerzas naturales del mercado. El Estado, según Roca, debía limitarse a establecer las vías de comunicaciones y a levantar bien alto el crédito público en el exterior.