ASPECTOS GEOGRAFICOS

Ocupada en un principio por marinos franceses, las islas tomaron el nombre de Malouines que los españoles transformaron posteriormente al nombre de Malvinas. Los ingleses renombraron posteriormente a las islas con el nombre de Falklands.

Las Islas Malvinas forman parte de un Archipiélago en el Océano Atlántico Sur. Tienen una superficie de 11.718 km² con una cantidad de habitantes que asciende a aproximadamente a 2.000 personas permanentes.

El archipiélago se encuentran a 550 Km de la entrada del estrecho de Magallanes y está formado por más de cien islas siendo Soledad y Gran Malvina las mayores. Se encuentran ubicado entre los paralelos 51 y 53 de latitud sur y entre los meridianos 57 y 62 de longitud oeste de Greenwich.

Las dos principales islas se encuentran separadas por 15 kilómetros por el Estrecho de San Carlos. Entre otras islas del archipiélago se encuentran Borbón, Trinidad, Sebaldes, del Pasaje, Goicochea, San Rafael y San José y Bougainville, de los Leones Marinos, Pelada, Jorge y Aguila.

La Isla Soledad tiene 4.353 Km2 y la Gran Malvina 6.307 Km2. Es decir que el resto de las pequeñas islas ocupan sólo 1.058 Km2.
La Isla Soledad tiene una longitud de 156 Km y la Gran malvina 143 Km.

Los habitantes de las islas son llamados Kelpers, habitantes malvineros y tienen la ciudadanía británica. La mayoría vive en Puerto Argentino (cuyo nombre inglés es Port Stanley) y el resto en granjas o en los islotes del archipiélago.

De acuerdo al Censo Nacional de 1980, la población alcanzaba sólo a 1.800 personas, sin contar el destacamento militar permanente que albergaría a unos 4.000 efectivos en la actualidad.

El proceso demográfico de las Malvinas gira alrededor de las migraciones; de modo que poco influye en las cifras la natalidad y la mortalidad. se trata de una población inestable que se desplaza hacia y desde las Islas Británicas.

La tasa de crecimiento demográfico es negativa desde 1921 con la sola excepción de 1931. Desde esa fecha hasta 1980 la población disminuyó en un 6 por mil anual. La mayor concentración se encuentra en Puerto Argentino ubicada en el extremo nordeste de la Isla Soledad. La población rural (pastores), se halla diseminada en los contornos de las islas. La tasa de masculinidad es similar a la de algunas provincias argentinas (rurales), es decir, elevada, aunque inferior a la de la patagonia. Se estima que se mantiene en 123 varones cada 100 mujeres.

En lo referido al relieve, se puede considerar que es "maduro", es decir, aplanado por un largo proceso de erosión, ya que las islas están constituidas por formaciones del Paleozoico. Está constituido por planicies, a veces onduladas y cerros redondeados cuya altura media no llega a los 700 metros. Las planicies accidentadas, con asomos rocosos que constituyen el tipo de relieve predominante en las Malvinas, como la muy extensa que forma la porción meridional de la isla Soledad.

Algunas serranías que recorren las dos islas principales y se proyectan hasta los archipiélagos periféricos. Por ser montañas viejas son bajas, con formas generalmente redondeadas, aunque algunas fracturas le han otorgado aspereza a las cumbres en ciertos parajes. En la isla Soledad las serranías se extienden desde la bahía de La Anunciación, donde se halla Puerto Stanley, hacia el oeste hasta alcanzar el estrecho de San Carlos; es la sierra de Wickham, que culmina en el monte Osborne, de 685 m. En la Gran Malvina se mantiene la misma orientación y allí se levanta el monte Adam, de 698 m, la mayor altura del archipiélago. Las rocas más abundantes en todas estas montañas son areniscas, cuarcitas y pizarras.

En general, se trata de un relieve que presenta todas las características de un intenso y prolongado desgaste erosivo. Llama la atención, asimismo, la presencia de bloques de piedra que habrían sido arrastrados por la fusión de los glaciares a través de los lechos de antiguos ríos hoy desecados. Son los llamados ríos de piedra.

Las Malvinas tiene un sorprendente desarrollo de costas, que se eleva a más de 4.000 Km.

Es de destacar el contorno pronunciadamente recortado de las Malvinas: grandes bahías alargadas, llegan casi a seccionar a las islas mayores; la Bahía Choiseul, en la Isla Soledad, se interna desde la costa oriental hasta acercarse a solo 3 Km. del estrecho de San Carlos. Muchas bahías pequeñas dependientes de las grandes multiplican las articulaciones de la costa.

La hidrografía de las Malvinas consiste en:

  • una elevada cantidad de pequeñas corrientes de corto recorrido y de caudal sostenido todo el año.

  • pequeñas masas de agua, almacenadas en cavidades naturales de las planicies.

  • ríos de piedra, tipo de accidente geográfico exclusivo de estas islas.

El río de piedra consiste en un cauce fluvial que puede tener hasta un km. y medio de ancho; se extiende generalmente desde las laderas peñascosas de la serranía hasta sumergirse en el océano. En su lecho se acomodan desordenadamente bloques angulosos de peñascos de distinto tamaño; alcanzan un espesor considerable que no permiten ver el fondo, pero se oye el rumor del agua de un arroyo bajo las piedras.Estos ríos constituyen una forma fósil del relieve, pues de acuerdo con la teoría más aceptable sobre su orígen es que han sido generados en los períodos glaciarios por factores que en la actualidad no subsisten.

El clima malvinero es de carácter típicamente oceánico, lo cual puede reconocerse por la reducida amplitud anual de temperatura, la cual oscila durante todo el año entre fresco en verano y frío moderado en invierno. Según los autores citados, la temperatura máxima media corresponde a un fresco suave, con una máxima absoluta que califican de cálida moderada. Las temperaturas máximas se registran en enero, con una media de aproximadamente 10° C y una máxima de hasta 20° C. Las mínimas tienen lugar en julio, con un promedio de 2° C y 0,5° C.

Los vientos dominantes son del Oeste, Noroeste y Sudoeste y adquieren singular violencia. La humedad relativa es permanentemente elevada, dado el carácter insular marítimo del clima.

En cuanto a las lluvias, son del orden de los 600 mm anuales, distribuidas de la siguiente manera: moderadas en verano y otoño; escasas en invierno y primavera. En materia de precipitaciones el rasgo saliente son las persistentes lloviznas.

Tanto por la latitud como por las lluvias, la vegetación que debiera corresponderle a las Malvinas seria la de los bosques subantárticos del sur de Santa Cruz y de Tierra del Fuego. Pero la realidad es que la persistencia e intensidad de los vientos impide el desarrollo de árboles. Por ello, la vegetación, si bien es densa, está constituida por arbustos y pastos en forma de matas, alternando con verdaderas alfombras de color verde grisáceo en el verano y amarillo en el invierno. Puede definirse como estepa arbustiva.

Como planta típica de las islas merece citarse el tussock, que es una gramínea gigante de hasta 3 metros de altura, que semeja un junco y es muy codiciada por la hacienda ya que sirven como alimento del ganado. Frecuentemente forma densos "bosques" que sirven de refugio a lobos marinos y en los que hacen las cuevas los pinguinos patagónicos.

En los bajos terrenos impermeables abundan los musgos, donde va formándose turba, que es prácticamente el único combustible de los isleños. Hay gran cantidad de pastos de poca altura, generalmente duros; menudean las matas en cojin, como en la estepa patagónica. Hay algas que adquieren dimensiones y difusión extraordinarias en el contorno marino y en los canales que se interponen entre las islas; a flor de agua suelen alcanzar hasta 100 metros de longitud.

 

La fauna de las islas Malvinas pertenece al distrito zoogeográfico patagónico, aunque ofrece algunas peculiaridades con respecto a la parte continental del mismo. La fauna es riquísima en volátiles y en especies terrestres y acuáticas. La variedad de aves, tanto terrestres como acuáticas, es extraordinaria. Las aves marinas están representadas por numerosas especies y son de dos clases, voladoras o no.

 

Entre ellas se puede mencionar: cauquén marino o caranca (comedor de algas marinas); cauquén colorado (es acusado de dañar las pasturas y se encuentra en peligro de extinción); quetro malvinero (es un pesado pato marino que no vuela y es exclusivo del archipiélago); ostrero austral (se alimenta de mariscos que extrae con su pico); chorlito doble collar.

 

Entre las aves marinas voladoras se pueden mencionar los albatros, petreles, gaviotas, cormoranes, el damero, el quebrantahuesos, la golondrina de mar y diversos palmípedos, entre ellos el curioso "pato vapor", que no vuela, pero nada a gran velocidad produciendo un ruido semejante a un motor en marcha.

 

Los cormoranes se caracterizan por el cuello largo y alas de poco desarrollo, se encuentran cerca de la costa y su vuelo es rasante. El cormorán de las rocas, de cuello negro y el rey o real, son las especies de Malvinas. el real tiene el dorso negro y la zona central blanca con el penacho sobre la cabeza.

 

El ave marina más hermosa es el albatros, que vuela sobre el mar y anida en islotes rocosos; algunos ejemplares alcanzan una envergadura de tres metros.

 

El ave depredadora de las islas es el Skua pardo de Malvinas. Gaviotas, gaviotones y golondrinas de mar también abundan en el litoral de las islas. La paloma antártica (Chionis alba) de cuerpo reducido y níveo plumaje, de vuelo corto y lento, llega también a las islas. Entre las aves no voladoras figura el pinguino.

 

En las Malvinas se han observado desde épocas antiguas cuatro clases de pinguinos: el real, papua, de penachos amarillos y el magallánico. El pinguino real es el segundo en tamaño de los pinguinos existentes y sólo cede en talla al emperador.

 

El pinguino papua, llamado también gentoo, se individualiza fácilmente por su pico rojo o anaranjado y una especie de cofia blanca que va de uno a otro ojo en la cabeza negra.
Los pinguinos de penacho amarillo o rockhopper son más chicos que el papua, alcanzando una altura de 0,60 cm de altura. La cabeza es negra con dos penachos amarillos a ambos lados de la parte superior partiendo cerca del pico.

 

El pinguino magallánico, también llamado "Jackass" en Malvinas, alcanza una altura de 0,70 m. La superficie dorsal es gris oscura, cabeza y garganta negra con una banda en forma de "U" sobre la cabeza y otra sobre el ombro de color blancuzco característico.


Entre los mamíferos marinos se destaca el lobo de dos pelos u oso marino austral, que se reproduce en contados apostaderos insulares. Los ejemplares miden entre 1,40 m y 2 m y su peso oscila entre 50 Kg. y 160 Kg. Fue perseguido por su piel muy fina, apta para confeccionar abrigos para damas.


A todas esas especies, deben agregarse las citadas por otros visitantes de las islas, particularmente las focas, Leopardos de mar, leones, lobos y elefantes marinos, que no son habitantes de las islas, sino simples huéspedes a su paso desde o hacia la Antártida.


El leopardo marino es feroz y carnicero y se alimenta de pinguinos entre los que hace verdaderos estragos.

 

También es notorio el elefante marino del sur cuyos ejemplares machos poseen una corta trompa que actúa como cámara de resonancia para aumentar la potencia del rugido.

 

Los cetáceos fueron otrora también abundantes en las aguas de las Malvinas, donde encontraban en abundancia su alimento favorito, el Krill (crustáceo de gran valor nutritivo).
La ballena azul es el animal viviente más grande. hasta fines del siglo pasado las había por decenas de miles en los mares australes y antárticos. Hoy se las cuenta por centenares y es probable su extinción

 

En cuanto a peces, se menciona el puyen, exclusivo de las Malvinas. Predominan el sábalo, el mujol, el róbalo, el pejerrey, la trucha arco iris, el esperlano y la merluza.

 

Sus principales recursos económicos provienen de la exportación de lana y de aceite de ballena. En 1993 estudios de prospección sugieren que el archipiélago es rico en petróleo.